Hotel Cabañas Paraíso - Isla San Fernando, Archipélago de Solentiname

Hotel Cabañas Paraíso

Arte de Solentiname

En el año 1966 el Poeta y Sacerdote Ernesto Cardenal llegó y fundó una Comunidad de campesinos en la isla Mancarrón que estaba prácticamente abandonada y desconocida en Nicaragua.

Se rodeó de jóvenes y enseñó un estilo de vida simple basado en la contemplación, en la oración y apegados al Evangelio. Esos fueron los años de la Teología de la Liberación y de la Misa Campesina. Durante esta última, celebrada en la iglesia de la isla Mancarrón, el Padre Ernesto discutía y reflexionaba sobre el Evangelio con los campesinos. En año 1967 se inició la pintura y artesanía de madera de balsa en Solentiname, un año después de la llegada del Padre Cardenal quien enseñó a los campesinos, con la ayuda de importantes artistas nacionales, a pintar y a dar forma a artesanías en madera de balsa. Esta iniciativa de Cardenal fue inspirada por los bien elaborados guacales de jícaro que los pobladores de Solentiname tallaban y pintaban con vistosos colores. Para Cardenal esto representaba un enorme potencial artístico, que en pocos años se convirtió en una revolución cultural.

En la actualidad buena parte de la población de las islas se dedican a la pintura y a la artesanía. Todos los miembros de las familias participan en la creación de las artesanías de balsa. Es por ello que las islas son conocidas como Comunidad de artesanos o islas de arte.

La balsa (Ochroma lagopus), es un árbol que se encuentra en Solentiname y produce una madera muy ligera y fácil de tallar. El aprovechamiento de esta madera no es meramente extractivo sino que los artesanos siembran los árboles los cuales tardan entre tres y cuatro años para poder utilizar su madera. Este rápido crecimiento del árbol permite la conservación de los bosques de madera de balsa en Solentiname.

El proceso de elaboración de las artesanías inicia con el corte del árbol. Luego la madera se corta en pequeños trozos que varían de tamaño en dependencia del tipo de figuras que se desea elaborar, se talla la madera con cuchillos muy filosos hasta obtener la figura deseada, esta pieza es lijada y pintada hasta obtener la pieza terminada. Las artesanías en balsa normalmente representan la fauna del archipiélago: aves, tortugas, peces muy detallados y pintados con vistosos colores.

En cuanto a la pintura primitivista de Solentiname, esta es una de las corrientes más representativa de las artes plásticas nicaragüense, debido a su gran calidad en cuanto a composición y detalle de filigrana que siempre está presente en sus obras. El contacto permanente de los artistas con la naturaleza, hace que sus pinturas estén colmadas de los paisajes que a diario admiran en su medio y que sirve como base elemental de inspiración pictórica.

El estilo primitivista de Solentiname, también llamado pintura campesina, es conocido a nivel internacional y en sus obras encontramos figuras de la variada fauna y la vegetación de la zona. Estos artistas recogen la belleza, exuberancia y el colorido de los escenarios paradisíacos de su entorno para plasmarlos en sus lienzos, además de una gran variedad de temas que incluyen el medio ambiente, cultura isleña y hasta su propia historia.

Sol de Arte

Sol de Arte una pequeña empresa comercializadora de los productos artísticos de Solentiname. Está encargada de representar, promocionar y comercializar los productos elaborados en Solentiname como son Artesanía en madera de Balsa y Pintura primitivista al óleo. Realiza exhibiciones y exportaciones desde hace algunos años para mover esta alternativa económica entre los pobladores del Archipiélago.